miércoles, mayo 16, 2007

SÍNDROME CUAUHTÉMOC

Todo aquel que se precie de ser un pambolero hecho y derecho conoce los típicos berrinches de nuestro lord de las canchas, el educado y finísimo delantero aclamado por las masas chilangas: Cuauhtémoc Blanco. "Ven pa' darte un baño de pueblo, mi cuauh... eres m'ídolo, mano."

Uno ve al Cuauh rodando por los suelos en cada jugada fuerte de un partido.

La exageración es su carta de presentación.



No pretendo llenar mi blog con comentarios tan triviales como estos, ni atiborrarlo con videítos que circulan ya hasta como spam por toda la red (ya lo decía yo, los virales serán muy usados ahorita como medio alternativo, pero van a terminar teniéndonos hasta las cachas. Enfermándonos, literalmente), pero es que este la verdad está muy bueno.

No paro de reírme cada vez que lo veo.

Con ustedes, la mamá de Cuauhtémoc Blanco:

2 comentarios:

Itziar dijo...

Dicen por ahí que YO soy exagerada... ¿A cuánto el diagnóstico para ver si tengo síndrome de cuauhtémoc? :P

Un saludo Aldito, pórtese bien.

enrique dijo...

Weeey, por más indiferente que me sea el fútbol (eso está in, ahorita) me encantaría verlo perder contra las chivas (hoy) sólo para verlo hacer una pataleta.

Stápiorquelpadrinocevallos...

Ahí está La Europea lleeeeeeena de vinos, pa cuando te des la vuelta. besos.

Lanzagorta, de verdad crees que necesitas diagnóstico? qué exagerada!